Seguidores

CAMINANTES DEL CAMINO

Publicado por GDS


La vida es un gran camino, que se hace corto, largo, amplio, estrecho, interesante o aburrido, tomando en cuenta como percibimos las cosas y las decisiones que se materializan en nuestro caminar.

Las diferentes opciones que tenemos, aunque a veces solo parezca que tenemos una o ninguna, son las vías trilladas que permitirán esquematizar ese horizonte que parece no tener fin, pero que sin dudas encierra cierto enigma aún no descifrado.



Precisamente mientras caminaba, se plasmaba en una pared una frase que decía: “Lo esencial es invisible a los ojos”, frase muy popular del libro “ El Principito”. Ver: http://www.librosgratis.org/el-principito.html


En el camino dejamos de apreciar lo esencial, lo más importante. Solo consideramos lo superficial, lo concreto.


El Principito recorrió muchos planetas, actividad que representa nuestro día a día y el papel que desempeñamos.


Hay quienes dicen que el camino o destino de cada quien ya está escrito.
Sin embargo argumentos como las frases de Jean de la Fontaine y Gilvert Keith Chesterton dicen:


“A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo”.


“Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción”.


Aunque sin dudas como decían en la película Outlander:


Si de verdad crees que puedes decidir tu propia historia, el final depende de tí.

2 comentarios:

  1. Uri dijo...

    El ser humano forja su propio destino a medida que transcurre su vida. De ahí que el libre albedrío es lo que nos permite tomar o no decisiones, que inciden o no satisfactoriamente en nuestro presente, lo que degeneraría en un futuro tal vez promisorio si nos equivamos para nuestro beneficio y dejamos de hacerlo cuando nos perjudique.

    Aveces dejamos de tomar decisiones y... dejamos de vivir.

  2. GDS dijo...

    Totalmente de acuerdo contigo. Cuando dejamos de tomar decisiones es como si dejaramos de caminar por la vida.